Para informacion gratis, suscríbete:

jueves, 28 de junio de 2007

leyendas urbanas en bogota # 2

Era un fin de semana cualquiera. Era una noche estrellada. Gonzalo y María iban hacia su casa por la tradicional carrera séptima. Ya era un poco tarde y, aunque extraño, no había más vehículos en la vía. Gonzalo manejaba concentrado. No había tomado. No había fumado. A la altura de la curva del monumento de Américo Vespucio divisó unas sombra en el parabrisas y luego alcanzó a reconocer a un pájaro que "volaba en reversa" dice él. Callado, Gonzalo redujo la velocidad pero María, con voz temblorosa, le dijo"Acelera. Esto no me gusta para nada".

Estos acompañantes nocturnos se le han aparecido más de una vez a los viajeros bogotanos: ¿Leyendas urbanas?

Cuenta las historia que en la localidad de Bosa, una vez un alma en pena acompañó a un conductor solitario. Por el Cementerio Central, una mujer de cabellera larga corrió a la par con un carro hasta que despareció de la misma forma como llegó.

Algunos viajeros y transportadores nocturnos ya tienen una premisa: nunca mirar por el espejo retrovisor. Ellos creen en las leyendas y a los que les pasó, dicen que es mejor no molestar a las ánimas y los que escuchamos las historias preferimos prevenir que tener que lamentar.

fuente: http://dccolombia.blogspot.com/2006/04/leyendas-bogotanas.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tódo para el blog