Para informacion gratis, suscríbete:

domingo, 4 de agosto de 2013

Misterios Paranormales de los Monjes Automomificados en los templos en Japón

“Momia viviente” de Arisada Hōin, de 300 años de edad en el templo de Kanshūji (Fukushima)

Unos pocos templos budistas en el norte de Japón son el hogar de las “momias vivientes” conocidas como sokushinbutsu (即 身 仏). Los cuerpos preservados son supuestamente de monjes ascetas que voluntariamente se momificaron en la búsqueda del nirvana.

Para convertirse en una momia viviente, los monjes tuvieron que someterse a un proceso de tres pasos largos y agotadores.

Paso 1: Por 1000 días, los monjes comieron una dieta especial de nueces y semillas, y participaron en entrenamiento físico riguroso para eliminar la grasa del cuerpo.

Paso 2: Por otros 1000 días, sólo comieron corteza y raíces en cantidades cada vez más pequeñas. Hacia el final, comenzaron a tomar té hecho de la savia del árbol urushi, una sustancia venenosa utilizada normalmente para hacer lacas para los tazones y fuentes japoneses, lo que provocó una mayor pérdida de líquido corporal. El té se elaboraba con agua de una fuente sagrada en el monte. Yudono, que ahora se sabe que contiene un alto nivel de arsénico. El brebaje creaba un ambiente libre de gérmenes en el cuerpo y ayudaba a preservar lo que quedaba de carne en el hueso.

Paso 3: Por último, los monjes se retiraban a una cámara de hacinamiento subterránea conectada a la superficie por un diminuto tubo de bambú que suministraba aire. Allí, meditaba hasta morir, momento en el que eran cerrados en su tumba. Después de 1000 días, eran extraídos y limpiados. Si el cuerpo se mantenía bien conservado, el monje era considerado como una momia viviente.

Desafortunadamente, la mayoría de quienes intentaron la auto-momificación no tuvieron éxito, pero los pocos que lograron alcanzar el estado de Buda y fueron consagrados en los templos. Hay unas dos docenas de estas momias que están al cuidado de los templos en el norte de Honshu.

El gobierno japonés prohibió la práctica de la auto-momificación en el siglo 19.

Momia viviente” de Tetsumonkai-Shonin en el templo de Churenji (prefectura de Yamagata)

Momia viviente” de Arisada Hōin, de 300 años de edad en el templo de Kanshūji (Fukushima

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tódo para el blog