Para informacion gratis, suscríbete:

domingo, 14 de octubre de 2012

Himmler, El santo Grial, Monserrat y el Esoterismo Anti - Pederastia Nazi.


El Reichsführer-SS se inspiró en los caballeros teutónicos o  "Deutsche Ritterorden", fundada por Heinrich Walpot von Bassenheim en el año 1198. La orden nazi tomo como ejemplo los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola para la meditación e introspección de las que hacían parte los caballeros negros o personajes de mas alto rango cuando llegaban a la cúspide de su carrera.


 Estos rituales se realizaban en  los castillos de Wewelsburg, en Westfalia, una especie de Vaticano de las SS. Este lugar se conviritó en la piedra angular de la cofradía religiosa y en el museo personal del Reichsführer.

Como dato curioso el mundo comenta que cuando Himmler llegó a Monserrat, lo primero que hizo fué condenar a la iglesia ortodoxa alemana por sus voluminosos casos de pederastia. De allí extraigo la charla del padre y del mismo Himmler:


«Himmler no oculta, a través de su charla, que pasa por ser el 'gran perseguidor' de la iglesia en Alemania.


—No tengo por qué ocultarlo —dice—, lo sabe todo el mundo—. Y agrega sonriendo sarcásticamente: —La Iglesia en Alemania no nos ha querido... Además en nuestro país la Iglesia no ha hecho más que meterse en política y exportar grandes capitales. Y tal como está la economía del Reich... ello es un crimen de lesa patria. Los Monasterios y las casas religiosas —añade textualmente— no han sido otra cosa sino centros donde se practicaba la pederastia, la sodomía...




—Es que usted habla siempre de la Iglesia —sigue diciendo el P. Ripol—. Sepa de una vez que donde hay hombres pueden existir siempre casos de perversión. En el propio Colegio Apostólico hubo, como sabemos todos, un Judas. Pero estos casos son pocos, escasísimos.



—¡Cómo! —ataja violentamente Himmler—. Mil doscientos casos de corrupción de menores han pasado por mis manos...



—No puedo comprenderlo ni lo creo —contesta con altivez el padre Ripol.»


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tódo para el blog